NOTICIA

Jorge Glas fue trasladado al HCAM en Quito

El exvicepresidente Jorge Glas, en huelga de hambre desde hace 17 días para protestar por su cambio a una prisión fuera de Quito, ha sido trasladado a un hospital en la capital, tras sufrir aparentemente un deterioro de salud, informó hoy su abogado, Eduardo Franco Loor.

“Esta madrugada fue trasladado a Quito, al HCAM, Jorge Glas ante el deterioro de su salud. El Gobierno duró horas en hacerlo. Hay omisión enorme en ello. Esperemos se recupere! Dios lo guarde!”, escribió Loor en su cuenta de Twitter.

Se refería al Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), perteneciente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), situado en la capital.

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Culto, que no ha confirmado hoy el traslado, ya había señalado anoche en un comunicado que Glas iba a ser movilizado a un hospital.

“El último chequeo médico demuestra que el señor Glas Espinel se encuentra estable. Con la finalidad de precautelar el estado de salud, será trasladado a una casa de asistencia médica para un proceso de alimentación intravenosa de líquidos y electrolitos“, señaló en el comunicado oficial, en el que no precisaba cuándo sería el traslado ni a dónde.

Ese comunicado lo publicó después de que Loor escribiera en su perfil de Twitter de que Glas estaba siendo trasladado a Quito, algo que finalmente no se concretó ayer.

La mañana de hoy la ministra del Interior, María Paula Romo confirmó durante una entrevista con Radio Majestad que “una vez que los médicos recomendaron el traslado a una casa de salud, la única responsabilidad de la Policía fue custodiar el traslado y ahora, dar seguridad en el hospital”.

Condenado en primera instancia a seis años de cárcel por un delito de asociación ilícita en un caso relacionado con las tramas en Ecuador de la firma brasileña Odebrecht, Glas lleva en huelga de hambre desde el 22 de octubre.

Una medida que comenzó tras ser trasladado de una cárcel en Quito a otra de máxima seguridad en Latacunga, Cotopaxi, a raíz de la fuga de Fernando Alvarado, exsecretario de Comunicación, investigado por presunto mal uso de dinero público.

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) de Ecuador había advertido ayer del deterioro de la salud del exvicepresidente, tras una visita que le hizo en prisión el pasado fin de semana.

Según el Gobierno, desde el 21 de octubre, fecha en la que fue trasladado a la prisión de máxima seguridad en Latacunga, a unas dos horas en automóvil desde Quito, Glas había recibido “85 atenciones médicas” de distintos equipos especializados.

“El Gobierno Nacional se compromete a dar las atenciones que corresponde a las personas privadas de libertad en igualdad de derechos”, aseguró.

Glas fue ministro y vicepresidente durante la administración de Rafael Correa (2007-2017) y se presentó para repetir en 2017 en candidatura electoral con el actual mandatario Lenín Moreno, del cual se distanció apenas asumió el mando.

Un grupo que trabaja en defensa de Glas y de otros correístas procesados, indicó ayer en un comunicado que la situación del exvicepresidente se debe a “lo grave de sus enfermedades, una de ellas catalogada como catastrófica y que es conocida como espondilitis anquilosante”.

“La padece desde hace años y afecta gravemente a su sistema inmunológico”, aseguró al denunciar el traslado a otra prisión cuando la sentencia de seis años de prisión no está en firme y está pendiente de apelación.

A las 9h30 de hoy se desarrollará una rueda de prensa en la sala de reuniones de la gerencia general del HCAM.

Fuente:http://www.lahora.com.ec