NOTICIA

Un incendio intencionado causa 33 muertos en Japón

Al menos 33 personas murieron ayer en un incendio al parecer intencionado en un estudio de animación de Kioto, en el oeste de Japón, según un último informe.

El balance se va agravando con el paso de las horas, y sigue sin conocerse el móvil del sospechoso, acusado de haber entrado en el edificio y haber esparcido gasolina antes de prenderle fuego. Antes fue visto en una gasolinera llenando bidones de combustible, según medios japoneses.

Dos víctimas quedaron atrapadas en la planta baja y otras 31 en los dos pisos o en las escaleras que conducen a la azotea, dijo un portavoz de los bomberos a AFP.
Víctimas pueden aumentar
El balance podría aumentar, pues varios empleados estaban desaparecidos, en tanto que otros 35 resultaron heridos, diez de las cuales se encontraban en condición grave.

Según los medios locales, se cree que unas 70 personas estaban en el edificio cuando comenzó el siniestro.

El fuego se desencadenó hacia las 10:30 locales (20:30 en Ecuador) en un inmueble de la empresa Kyoto Animation, que produce exitosas series de animación para televisión.

Tres horas después estaba casi apagado aunque seguía saliendo humo de algunas ventanas, según imágenes difundidas por la televisión.

“Las llamas avanzan mucho más rápido con gasolina que en un incendio normal, así que creo que el incendio se propagó tan rápido que los sistemas de alarma y las puertas contra incendios no tuvieron tiempo de funcionar”, explicó Keizo Harafuji, exinvestigador de la policía de Tokio, en la televisión pública de la NHK. “En algunos casos, la temperatura en una habitación puede subir a 1.500 grados”.

‘Van a morir’
“Estamos siguiendo la situación y viendo cómo podemos proceder, de momento no podemos decir más”, declaró por teléfono una persona de la casa matriz del estudio.

“Un hombre vertió un líquido inflamable e inició el incendio”, declaró a la AFP un portavoz de la prefectura de policía de Kioto.

“Dijo ‘van a morir'”, según un testimonio difundido por el canal público de televisión NHK.

“Algunos testigos declararon que habían escuchado detonaciones en el primer piso de Kyoto Animation y visto humo”, indicaron los bomberos.

“Escuché dos fuertes explosiones”, dijo un hombre a NHK.
Responsable herido
El responsable del incendio sería un hombre de unos 40 años que también habría resultado herido y estaría hospitalizado bajo vigilancia policial.

Se encontraron cuchillos en el edificio, pero se desconoce si eran del sospechoso.

“Quedé sin palabras”, escribió el primer ministro, Shinzo Abe, quien aseguró que rezaría por las víctimas de este incendio.

“Hemos recibido correos electrónicos con amenazas de muerte”, aseguró Hideaki Hatta, CEO de Kyoto Animation, quien dijo no poder “soportar el hecho de que quienes representan a la industria de la animación en Japón hayan sido heridos o perdido la vida”.

Violencia ciega 
° La tasa de criminalidad es relativamente baja en Japón, pero de vez en cuando el país registra crímenes sangrientos provocados por la llamada violencia ciega, en la que individuos en un momento de locura matan indiscriminadamente.

En julio de 2016, un joven apuñaló mortalmente a 19 personas en un hospicio de enfermos mentales a unos 50 km de Tokio, la matanza más grave desde 1938.

En 2008, un hombre de 28 años, armado con un puñal y al volante de un camión, sembró el pánico en el barrio Akihabara de Tokio, dejando siete muertos y 10 heridos.

El hombre atropelló a varios peatones y luego descendió del vehículo apuñalando a varias personas.

En junio de 2001, un hombre mató a ocho niños de una escuela en Osaka.

Fuente:http://www.lahora.com.ec